Cuando la música se junta con el humor

23 enero, 2011 por Daniel Tejedo Dejar una respuesta »

Gracias a Dios, en este mundo tan sufrido para algunos aún hay gente que se esfuerza por hacernos reir. Y no, no hablo de Ricky Gervais y su ya famoso monólogo en la última edición de los Globos de Oro, que aún no sé como calificar. Hoy vamos a centrarnos en músicos que con sus letras y/o estructuras musicales nos hacen descongojarnos de la risa, como diría Eduardo Inda. Hay muchos en inglés (Nanowar, The Axis of Awesome, …), pero vamos a centrarnos en el idioma castellano, y en particular en el género rockero. Pero primero una breve introducción.

La práctica de mezclar la música con el humor no es ni mucho menos nueva, lleva practicándose casi desde que existe la propia música. Ya lo hizo Mozart con su Broma Musical, pieza intencionadamente torpe e imprecisa, pretendiendo parodiar a compositores de poca calidad. O Verdi con su ópera Falstaff, en la que tiene cabida todo tipo de situaciones cómicas relacionadas con los amoríos de la época. Os recomiendo un libro llamado “el humor en la música” de Benet Casablancas si os interesa profundizar más en detalles históricos y técnicos al respecto.

No puedo hablar de música+humor en castellano sin pararme por la Argentina de los sesenta y hacer una pequeña visita a Les Luthiers. Son en cierto modo los inventores de un estilo, de música sencilla pero de gran talento, y un humor sutil. Se hacen llamar así debido a que en ocasiones se han fabricado sus propios instrumentos con utensilios cotidianos (Les Luthiers en francés significa “creadores de instrumentos musicales”). Sus canciones cortas no son por lo general tan brillantes como algunas piezas en que se intercalan pequeñas actuaciones teatrales. Aquí os dejo esta recomendación por parte de JMVT.

dactilofono

Pero en fin, vayamos al género que nos ocupa, que es el rock. En general, el tipo de humor que todos estos grupos practican es el mismo: simple y absurdo. Pero que no se interprete como algo malo, no es ni mejor ni peor que el sutil y elegante que comentaba anteriormente. Simplemente parece que es lo que más le pega a la música. Podremos ver desde canciones cuya letra únicamente son nombres de supermercados, parodias de todo tipo de estilos musicales y situaciones de la cultura y sociedad española, y letras escatológicas hasta más no poder.

Sin duda, el grupo más conocido en España que coincida con esa descripción (al menos en la historia reciente) son los Mojinos Escozios. Poco que decir de ellos que no se sepa ya. Esas letras absurdas y con acento andaluz forman parte de la cultura popular de nuestro país. Aunque tienen muchas canciones que me gustan, la que más gracia me hace es esa parodia al black metal de 10 segundos de duración llamada “¿Quién se comió mis natillas?”.

Imagen de previsualización de YouTube

Otros bastante menos conocidos son los Gandules. Formado por ex-miembros de los Berzas, (grupo del mismo estilo, su gran éxito “yo amo el jamón“, versión de “I love Rock and roll” no tiene desperdicio), los Gandules hacen versiones de todo tipo de música a las que cambian la letra para que resulte humorística (algo que todos estos grupos ha hecho alguna vez). Su canción más conocida, “paté de pato”, es una constante en los tonos de móvil españoles.

Imagen de previsualización de YouTube

Sé de más de uno que mataría si al hacer un post como este no incluyera a los grandiosos El Reno Renardo. Grupo de reciente formación por miembros de Valhalla, se están haciendo cada vez más conocidos entre el público friki-heavy español gracias a canciones como “Camino a Moria” o “Crecí en los ochenta”. La verdad es que a mí me gustan muchísimas (la parodia del power metal en “la navaja del trueno inmortal” es desternillante), pero esta versión de Mecano es absolutamente impagable.

Imagen de previsualización de YouTube

Y por último, los ya separados Gigatrón. Su música se basa en ensalzar el heavy metal a través de los tópicos clichés que arrastra. ¡Los pijos rufianes no podrán entrar en la tierra del rock!. Su tema más famoso es la versión del “Final Countdown” de Europe llamada “Te voy a petar el cacas”, totalmente absurda. Pero a mí me gusta más tu colega metálico, Mazinger Metal, que no dejará vivo a los moñas xD.

Imagen de previsualización de YouTube

Compartir la noticia
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Print this article!
  • Turn this article into a PDF!

Entradas relacionadas:

  1. Humor Gráfico (XIII)
  2. Humor gráfico (I)
  3. Humor Gráfico (XX)
  4. Humor Gráfico (XVIII)
  5. Humor Gráfico (XVII)
Publicidad

7 comentarios

  1. JMVT dice:

    ¿Cual es mi recomendación? xD

  2. Daniel Tejedo dice:

    La de Mccoffee (la palabra “esta” en ese párrafo es un hipervínculo xD)

  3. . dice:

    Mi nombre es Kevin Saavedra, revisé tu página http://www.cosasquecontar.com y me pareció muy interesante, estoy seguro de que un intercambio de enlaces sería beneficioso para ambos con el fin de mejorar nuestro posicionamiento en los buscadores.
    Mi página contiene temas sobre poemas de todo tipo, si estas interesado yo colocaría tu enlace en alguna ubicación favorable.
    Si estas de acuerdo porfavor envíame la siguiente información de tu web/blog: kevin_21k@hotmail.com
    Saludos.
    Gracias.

  4. Javine dice:

    Aqui les dejo una pagina de intercambios:


    http://intercambio-de-enlaces.ce.ms/

  5. ceroporburro dice:

    Calificar la música de Les Luthiers de ‘sencilla’ es, cuando menos, una muestra de gran desconocimiento de armonía e instrumentación. Sobre todo si se lo compara con la pobreza de todos los otros ejemplos (ni hablar del caso de ‘paté de pato’ o de Mazinger) que rozan lo elemental. Que no te guste demasiado el género de Les Luthiers es una cosa, otra muy distinta es decir que es ‘simple’.. so bellaco..

  6. Daniel Tejedo dice:

    Vaya, ya ofendí a alguien.
    Desde luego el paté de pato y el Mazinger Metal son mucho más simples que cualquier canción de Les Luthiers. Les Luthiers me gustan mucho, de hecho en el post solo escribo alabanzas sobre ellos.
    Decir que su música es sencilla (que lo es) no es motivo para ofenderse, salvo que uno sea un adorador de Les Luthiers y tenga cierta tendencia al enfado instantáneo. La sencillez no es ni mucho menos un insulto, de hecho suele ser una apreciable cualidad de cualquier pieza artística. Y jamás debe confundirse con la simpleza.
    Por lo demás, gracias por comentar.

Deja un comentario